• 8
  • Sep 2018
  • POR QUÉ DEBERÍA DEJAR DE COMER HARINAS, SI QUIERO CONTROLAR MI PESO?

    COMENTARIOS (0)

    Cada vez que empezamos una dieta o deseamos cambiar nuestra alimentación leemos y buscamos por Internet la mejor alternativa que nos funcione y sobre todo, que se acople a nuestra rutina, tiempo y gustos.

    Lo primero que comúnmente nos encontramos es: “Para adelgazar lo mejor es dejar de comer harinas”

    Tener una dieta sin harina se ha vuelto algo muy popular en los últimos años, pero:

    Sabemos que es una harina? Existen diferentes tipos de harinas? Porque deberíamos dejar de comerlas? Cuáles son sus procesos industriales? Que efecto hacen en nuestro cuerpo?

     Hoy, responderemos todas estas inquietudes.

    Empecemos por hablar de conceptos básicos: ¿Qué es la harina?  La harina, en su concepto más básico es el resultado de moler el grano del cereal, semillas, frutos secos o legumbres.

    Por esta razón es que encontramos harinas de todo tipo: De trigo, de centeno, de arroz,   de guisantes, de maíz, de avena, de garbanzos, de lentejas, de quínoa, de almendras…

    Las harinas son comúnmente utilizadas para preparar alimentos como pan, pasta, empanadas, bizcochos, tortillas,  masa de pizza, bechamel y otras salsas, galletas, crepes y tortitas, papillas, pasteles, buñuelos, etc.

    En general, en occidente se utiliza principalmente harinas de trigo ricas en contenido de proteínas (entre ellas el gluten) y útiles para elaborar panes y otras recetas.

    Según su proceso puede ser INTEGRAL O REFINADA:

    Para esto analicemos como es un grano de trigo:   El grano de trigo se compone de 3 partes: Salvado: parte externa o cascara del grano rica en fibra, hierro y complejo B; El Germen: o parte inferior del grano, caracterizada por tener un alto grado de Vitamina E, Magnesio, Zinc y el Endospermo o parte central del grano rica en Almidón y proteína.

    La diferencia entonces entre la harina integral y refinada es que para fabricar la harina refinada o harina blanca, se remueve el salvado y el germen del grano y se muele únicamente el endospermo. La razón de la popularidad de la harina refinada es por tres factores: Durabilidad Apariencia y Costos  al remover el germen y el salvado se obtiene una harina de grano fino, color homogéneo suave al gusto y rentable para los comerciantes.

    En cambio, para hacer Harina Integral de Trigo, se muele el grano entero. Por lo tanto, comer alimentos elaborados con harina integral aporta nutrientes importantes para nuestro organismo como fibra, vitaminas del complejo B, vitamina E, ácidos grasos esenciales, hierro, magnesio, zinc, potasio, manganeso. Sin embargo, esto no viene gratis. Al mantener el salvado y el germen, la harina de trigo integral tiene un sabor amargo difícil de enmascarar y que no va con los gustos de todos los consumidores. Adicionalmente, a la hora de cocinar la harina integral presenta mayores dificultades que la refinada, especialmente para hacer panes livianos. Por eso, vemos que los panes hechos con harina integral son más densos que aquellos elaborados con harina refinada

    Entonces porque deberíamos reducir el consumo de harinas si queremos controlar nuestro peso?

    Nutricionalmente hablando, consumir muchos alimentos a base de harinas refinadas es uno de los principales obstáculos en el camino de aquellos que están tratando de bajar de peso, Si bien una pequeña porción semanal no representa riesgo, comerlas todos los días hará que tu cuerpo capte azúcar en exceso dentro de sus células, debido a su alto contenido de carbohidratos que, al no ser utilizada se acumula en forma de grasa en nuestro cuerpo, sumado a esto, su consumo genera ansiedad y por lo tanto, crea el deseo de seguirlas ingiriendo en grandes cantidades.

    En cambio las HARINAS INTEGRALES proporcionan energía en forma gradual, sus calorías son metabolizadas, y distribuidas en el organismo en forma de energía que se libera conforme el cuerpo lo necesita.

    Si empiezas a reemplazar Harinas refinadas por integrales:

    1. Mantendrás tu peso controlado ya que reducirás notoriamente la cantidad de carbohidratos que consumes.
    2. Sentirás mas saciedad, tus ganas de picar entre horas disminuirán ya que los productos elaborados con harina integral son mas densos.
    3. Debido a que el hígado crea grasa a partir de la glucosa proveniente de estos carbohidratos, al eliminarlos, tu nivel de triglicéridos en sangre se reducirá considerablemente.
    4. Tus niveles de colesterol bueno (HDL) se elevarán a valores más favorables.
    5. Al mantener su fibra natural, la harina integral contribuye a una mejor digestión y adicionalmente ayuda al hígado a transformar los carbohidratos en energía en vez de grasa.

    Como ves, son pequeños pasos para construir un bienestar en nuestra vida ¡ una alimentacion balanceada y ejercicio constante sacaran de ti, la mejor versión.  consulta nuestro portafolio donde tendrás opciones para complementar tu alimentacion como Avena, Leche de Soya, Granolas, proteínas ¡ entre otros ¡¡

    consulta nuestro portafolio en: http://www.alimentostoning.com

    Comentarios (0)


    Copyright 2018 © Alimentos Toning - Todos los derechos reservados - Políticas de privacidad
    Designed by VECTORIALVECTORIAL & powered by E E SOLUTIONS SAS